El Ensayo

El ensayo es un tema que ha generado varias opiniones y estudios, cada uno con su propia validez, porque son producto de ensayistas destacados. Pero también es uno de los géneros que se usa con mayor frecuencia, debido a que puede tener varias temáticas. De ahí la importancia de conocer su estructura y características que permitan la elaboración de un ensayo apropiado. Aspectos ha ser tratados en el interior de este trabajo.

El ensayo nace con Michel Eyquem de Montaigne en 1580, cuando estableció el término en sus “Essais”, pero estos se encuentran cargados de subjetividad. Por esta razón es considerado el padre del ensayo moderno. Posteriormente, su padrastro, Francis Bacon, en “Sobre la muerte” y  “Sobre la verdad” plantea un modelo alternativo que el proporcionado por  Montaigne.

A partir de allí, se han dado varias definiciones proporcionadas por grandes ensayistas que siempre lo vinculan con lo filosófico y científico. Milan, es uno de ellos y ubica “al ensayo entre el plano de la expresión, caracterizado por la prosa y el plano del contenido”[1]  Sin embargo, se establece que es un género que tiene el “propósito de exponer, interpretar, sacar a la luz un asunto, un problema, una idea… predomina la libertad artística y creativa.”[2] Esto porque uno de los aspectos comunes del ensayo es el punto de vista del autor, pero este surge de una reflexión y análisis previos basada en la investigación bibliográfica  Además, se debe establecer que proviene del latín exagium “acto de pensar, meditar, examinar la propia mente”[3]

La Real Academia lo define como “un escrito generalmente breve, sin el aparato y sin la extensión de un tratado sobre la misma materia”[4] De ahí que se establezcan como características distintivas del ensayo su brevedad, amenidad en la disertación y una interpretación personal de los hechos e ideas. Todo ello busca crear en el lector una interrogante respecto al tema planteado y asuma una postura frente a él.

“El ensayo es un género híbrido en donde hay un análisis de datos, hechos e informaciones objetivas desde una perspectiva subjetiva”[5]. Dentro de éste existen dos modos de discurso: la exposición y la argumentación.

Existen varias clasificaciones de ensayo. Las que tiene relación con su estructura y ensayo:

  • Ensayo como género de creación literaria, Ensayo breve, poemático
  • Ensayo de fantasía, ingenio o divagación, Ensayo-discurso u oración
  • Ensayo interpretativo, Ensayo teórico, Ensayo de crítica literaria
  • Ensayo expositivo, Ensayo crónica o ensayo memoria, Ensayo breve o periodístico

También pueden ser:

  • Ensayo puro de tipo filosófico, histórico y literario
  • Ensayo poético- descriptivo, lírico y costumbrista
  • Ensayo crítico – erudito, expositivo y amplio en su contenido y en la proyección del pensamiento literario e invade el campo de las ciencias.

Pero la más común de las clasificaciones es:

  • Literario: “subgénero de la prosa, que con frecuencia se acerca a las técnicas poéticas”[6] Existen cuatro impulsos básicos en este tipo de ensayos: confesarse, persuadir, informar y crear arte. Tiene un tono conversacional, con la búsqueda constante de expresar el carácter de cada ensayista y una de sus características principales es su propósito estético.
  • Político: tiene una escritura persuasiva y pensativa, sobre un acontecimiento particular.  Su temática tiene relaciones que existen en los grupos de poder y en factores sociales.
  • Académicos: su fin es la investigación, su característica principal es que parte de una idea o tema central que se desarrolla a través de argumentaciones y una metodología formal.

Precisamente el ensayo académico es considerado de nivel superior, porque es el producto de un proceso compuesto de los siguientes momentos o fases: lectura, subrayado, análisis, síntesis y comentario.

La lectura es de estudio y por ende requiere concentración. El subrayado consiste en localizar las ideas principales de los textos de lectura, esto permitirá fundamentar el ensayo con bibliografía. El análisis es clasificación de la información obtenida. La síntesis es expresar todo lo que se entendió del análisis y lectura con un lenguaje propio. “Tener el concepto, la idea es el objetivo de este momento y saber expresarla en forma oral o por escrito, utilizando su propio estilo”[7]. Y el comentario es una aportación personal crítica.

Pero además, el ensayo académico no solo debe limitarse a explicar lo que ya se ha dicho en los textos anteriores, sino que debe promover una posición crítica argumentativa respecto a lo que se dice, y de esta forma encontrar nuevos aspectos. Todas las ideas que se expongan en el ensayo deben estar basadas en un razonamiento lógico. Pero estos razonamientos no deben ser enumerados simplemente, porque es necesario que estén ligados entre sí bajo una lógica secuencial.

Tiene varias características entre ellas: la brevedad, que sea unitario es decir, debe tratar sobre un solo tema, para de esta manera tener un mejor rendimiento crítico. El lenguaje a usarse debe ser impersonal, sin uso de coloquialismos y menos aún poético o periodístico. Pero debe ser el resultado de un proceso de reflexión personal acerca del tema.

Además, se debe tomar en cuenta que el tema debe ser seleccionando tomando en cuenta, las problemáticas actuales de manera, que el escritor tome una postura crítica. Por otro lado, está la extensión en donde, se debe tener en cuenta que no debe contener un número extremo de hojas, debido a que una de las características esenciales del ensayo es la libre selección, se debe tener en cuenta que esto tiene relación con la brevedad.

Es importante establecer los órdenes discursivos del ensayo:

  • Expositivo: en este se conserva el orden en el que se organizan las ideas. El orden lógico que se debe establecer es: introducción, desarrollo y conclusión. Aunque éste no debe ser rígido, se debe tener claro que “el ensayo debe ser un texto explícito y claro para que el lector pueda interpretarlo y seguir el orden del mismo y esto se encuentra relacionado con la coherencia textual”[8]
  • Argumentativo: es el orden que prevalece “debido a su naturaleza crítica, dialógica, persuasiva y analítica… permite la expresión de ideas en forma crítica y organizada”[9] La argumentación es “formular razones para sustentar una afirmación para convencer al sujeto interpretante. Por esta razón el texto de estructura argumentativa organiza y describe el mundo”[10] Y es precisamente esta capacidad de persuasión en el discurso que se conoce como estructura dialógica.

El ensayo también tiene una estructura a seguir:

  • Introducción: en esta se busca exponer con claridad el tema y el problema a tratar. Busca seducir al lector sobre la importancia del ensayo. Además, se debe establecer el problema que se ha planteado Así mismo, es importante exponer el objetivo general y la justificación de porqué se seleccionó ese tema.
  • Desarrollo: como su nombre lo indica en esta parte se procede a explicar cada uno de los aspectos que se desarrollaron en la introducción. La organización del mismo depende de la estrategia de argumentación que se escoja. En el desarrollo se demuestra la capacidad de organización y argumentación, por eso necesario un correcto uso del lenguaje.

Las estrategias de organización a usarse pueden ser: análisis que “consiste en la descripción de partes o componentes de una entidad. Es una técnica propia del estudio de la literatura”.[11] La comparación y contraste en esta se establece las semejanzas y diferencias entre dos aspectos. Por otro lado está la definición que es la aclaración de un término. Clasificación que plantea las clases de un aspecto determinado, y por último la causa y efecto en donde, se plantea un fenómeno y sus consecuencias.

  • Conclusión: busca recapitular las ideas presentadas a lo largo de la introducción y desarrollo. Debe empezar con un breve resumen y terminar con una frase que impacte al lector ésta debe reflejar el enfoque del ensayo en un contexto. Además plantea la importancia de llevar a cabo las recomendaciones.

Otro aspecto de suma importancia es la bibliografía, porque de ella depende la elaboración del ensayo, por esta razón es necesario que esta sea: fiable, pertinente pero que sobretodo tenga validez crítica, porque debe tener relación con la concepción crítica individual plasmada en el ensayo.

Pero también es importante destacar que a lo largo de la historia han existido muchos ensayistas entre ellos se encuentra Ortega y Gasset quien muestra racionalidad, escritura lógica y en tercera persona, porque para él es “la ciencia menos la prueba explícita”[12] Otro de los grandes es Miguel de Unamuno quien se confiesa a través de la escritura y busca mostrarse a sí mismo.

En Latinoamérica está Martí, Alberdi, Sarmiento y Montalvo quienes mostraban no solo los problemas que aquejaban a la sociedad del siglo XIX sino que también planteaban reformas. Pero en el caso de Ecuador están presentes Espejo, Gonzalo Zaldumbide, Peralta, Crespo quienes desglosan la identidad ecuatoriana al mostrar las actitudes e inquietudes de la visión del mundo de los ecuatorianos.

En el país los ensayistas desarrollaron varias temáticas como: revaloración de nombres, obras y significados, aquí se destaca Agustín Cueva. El cuestionamiento económico, político e ideológico en donde, se destaca Oswaldo Hurtado. También está el cuestionamiento del ser, que destaca el afán de ver el interior de los habitantes aquí se encuentra Leopoldo Benites. Otra de las temáticas son los Estados Unidos, el indio y el escritor y la obra literaria.

Cabe destacar que todos ellos tuvieron un apego al ensayo literario y por ende se encargaron de desarrollarlo alejado del académico, aunque cada uno de ellos son reconocidos por  su trabajo.

Finalmente el ensayo, principalmente el académico se constituye en un género que busca hablar de temas de importancia en diversos aspectos, para ello se debe plantear argumentaciones basadas en respaldos bibliográficos, de manera que sean un aporte. Para llegar a ello se requiere de un proceso constructivo que permita elaborar argumentos estructurados de manera lógica y que permitan desarrollar “la naturaleza crítica, persuasiva, dialógica y analítica del ensayo”[13]

 Bibliografía

 


[1] RODRÍGUEZ, Yildret; El ensayo académico algunos apuntes para su estudio; Instituto Pedagógico Rural Gervasio Rubio; p. 152

[2] SACOTO, Antonio; El ensayo ecuatoriano; Serie Textos Universitarios; 1992; Cuenca- Ecuador; p. 3

[3] SKIRIUS, Jho; El ensayo hispanoamericano del siglo XX; Fondo de cultura económica; 2004; México, p. 9

[4] SACOTO, Antonio; El ensayo ecuatoriano; Serie Textos Universitarios; 1992; Cuenca- Ecuador; p. 1

[5] http://www.slideshaer.com

[6] SKIRIUS, Jho; El ensayo hispanoamericano del siglo XX; Fondo de cultura económica; 2004; México, p. 12

[7] http://www.slideshare.com

[8] RODRÍGUEZ, Yildret; El ensayo académico algunos apuntes para su estudio; Instituto Pedagógico Rural Gervasio Rubio; p. 154

[9] RODRÍGUEZ, Yildret; El ensayo académico algunos apuntes para su estudio; Instituto Pedagógico Rural Gervasio Rubio; p. 155

[10] RODRÍGUEZ, Yildret; El ensayo académico algunos apuntes para su estudio; Instituto Pedagógico Rural Gervasio Rubio; p. 155

[11] GAMBOA, Yolanda; Guía para la escritura del ensayo; Florida Atlantic University; p. 4

[12] SKIRIUS, Jho; El ensayo hispanoamericano del siglo XX; Fondo de cultura económica; 2004; México, p. 10

[13] RODRÍGUEZ, Yildret; El ensayo académico algunos apuntes para su estudio; Instituto Pedagógico Rural Gervasio Rubio; p. 158