EL ENSAYO

“Siempre que el investigador busca el origen del ensayo enfrenta una especie de frustración porque las fechas no son claras y los límites son vastos. Es frecuente (y recurrente) que los pensadores sitúen sus antecedentes en el “Libro de Proverbios” de la Biblia, en los Diálogos de Platón o en la Poética de Aristóteles. Fue Montaigne quien empleó por primera vez la palabra ensayo para nombrar aquellas breves composiciones publicadas en 1580, se trata, dice el escritor francés, de “… el ensayo de mis facultades””[1].

“Es un escrito en el cual se trata de un tema, por lo general brevemente, sin pretensión de agotarlo ni de aducir en su integridad las fuentes y justificaciones. Es también la ciencia, menos la prueba explícita”. (Bleiberg, pág. 293)

Es decir dentro de un ensayo se aborda un  tema, que este sustentado bajo fuentes y justificaciones, que de una u otra manera permita llegar a un conocimiento del tema tratado, lo cual no significa que sea explícitamente verídico o tenga un solo objetivo.

“El ensayo tiene una aplicación insustituible como instrumento intelectual de urgencia para anticipar verdades cuya formulación rigurosamente científica no es posible de momento, por razones personales o históricas; con fines de orientación e incitación, para señalar un tema importante que podrá ser explorado en detalle por otros; para estudiar cuestiones marginales y limitadas fuera del torso general de una disciplina”.  (Bleiberg, pág. 294)

La importancia de un ensayo radica en que permite anunciar una verdad que por el momento no es permitida verificar, según las debidas razones pertinentes; también se pueden explorar diversos ámbitos dentro de la situación social.

Es un escrito generalmente breve, sin el aparato y sin la extensión de un  tratado sobre la misma materia” (Sacoto, pág. 1)

Se indican tres aspectos distintivos en el ensayo:

  1. Es un tratado breve, imperfecto.
  2. Es una disertación amena más que una investigación severa y rigurosa.
  3. Es una interpretación personal de los hechos y de las ideas. ( Sacoto, pág. 2)

Un ensayo puede presentarse como algo defectivo, siendo más un conocimiento que una investigación, convirtiéndolo así en una interpretación de hechos que generalmente son breves.

Dentro del ensayo existen tres tipologías fundamentales:

“El ensayo académico: de cinco párrafos que  desarrolla un asunto con tres ideas de apoyo planteando a través de la llamada oración principal. En el ensayo académico a manejar cada uno de los párrafos tiene una función específica:

A: La introducción: consiste, generalmente, en un párrafo, la introducción puede tener dos o más párrafos. Este párrafo  tiene la función de presentar el asunto a los a lectores y lectoras.

B: Los párrafos de desarrollo: sustenta el asunto a través del desarrollo de las ideas de apoyo.

C: La conclusión: es el párrafo más corto del ensayo y su objetivo es cerrar estilísticamente el asunto desarrollado en el ensayo” (Vallejo, 100-101)

Dentro del ensayo académico existen varios modelos como los siguientes:

  1. El ensayo a base de ejemplos, desarrolla un asunto y sostiene un punto de vista utilizando un apropiado número de muestras claramente identificables. (Vallejo,  pág. 123)
  2. El ensayo de comparación y contraste, desarrolla un asunto en el que el autor o la autora tiene que compararla y/o dos o más hechos, dos o más objetos, dos o más posiciones frente a un problema. (Vallejo, pág.133)
  3. El ensayo de persuasión, desarrolla un asunto por lo general polémico y tiene por objetivo persuadir o convencer a las lectoras y lectores del punto de vista de la autora acerca del asunto planteado, utilizando, sobre todo la persuasión filosófica razonable. (Vallejo, pág.147)

En el ensayo académico se puede desarrollar una, sucesión de un tema explícito la misma que se desarrolla bajo una introducción, el desarrollo y una conclusión final. Cada uno de los ensayos como el de comparación, el a base de ejemplos o el de persuasión tienen su estilo para presentar la temática requerida con un enfoque objetivo.

“El ensayo literario: es el género literario, escrito en prosa, que expone sin rigor sistemático pero con profundidad y desde una perspectiva personal un tema determinado, generalmente es más cercano a la lirica, puesto que los estados afectivos emocionales juegan un papel determinante. El ensayo supone una visión particular del yo ante el mundo que lo rodea”. (ZAVALA, pág. 229)     

Un ensayo literario, presenta una especificidad en sus temas, cuyo fundamento no existe sino que más bien es una representación personal, en el cual tiene mayor relevancia los estados afectivos emocionales.

El ensayo político: El ensayo político es considerado una escritura persuasiva y pensativa. Debe ser basado en un acontecimiento particular y debe llevar un objetivo para probar un punto. Debe sobre el contenido rico que debe abarcar varios asuntos de la discusión. El objetivo consiste en probar la situación en la luz de la información y del conocimiento del tema”[2].

Según Gonzalo Guajardo González en su Guía técnica para elaborar un ensayo, “Es académica y técnicamente inadmisible un ensayo constituido predominante o exclusivamente por cadenas de citas literales (de autores o de documentos diversos). Cuando el trabajo versa sobre el pensamiento de un autor o la posición de una corriente o escuela de pensamiento, ha de recurrirse preferentemente al parafraseo (que no debe confundirse ni con el resumen ni con la síntesis), antes que a la cita literal”.

Es decir en la elaboración de un ensayo, no se debe realizar una secuencia de citas, un resumen o síntesis del tema, es mejor realizar una interpretación frente a las fundamentaciones que se expresan dentro del ensayo.

“Yolanda Gamboa en su Guía para la escritura del ensayo presenta el siguiente esquema:

1. Hacer una lista de ideas. Una vez hecha, intente buscarle un orden lógico y ordenarla por categorías.

2. Hacer un esbozo. Ello le permitirá presentar todas las ideas así como los argumentos centrales de un modo visual.

3. Escribir el primer y luego todos los que sean necesarios”.

Como conclusión el ensayo es un recurso dentro de varios ámbitos para el conocimiento previo de un tema que se desea abordar, cualquiera de los tipos de ensayo, tienen como función el desarrollo sobre un tema, que no siempre va a ser social, económico, político, científico, sino también puede ser referente a la actualidad que se vive y los temas que sean requeridos, realizando una especie de recopilación de información que también permita establecer diferentes ideologías.

BIBLIOBRAFÍA:

VALLEJO, Raúl. MANUAL DE ESCRITURA ACADÉMICA; Primera Edición 2003, Corporación Editora Nacional, Quito 2006.

ZAVALA, Miguel. LITERATURA ECUATORIANA, VI CURSO ESPECIALIZADO DE CASTELLANO Y LITERATURA; Seminario 1982-1983, UCE, Quito.

SACOTO, Antonio. EL ENSAYO ECUATORIANO; Serie de textos universitarios, 1992. Universidad del Azuay.

BLEIBERG, German y MARÍA, Julian. DICCIONARIO DE LITERATURA ESPAÑOLA; Ediciones Revista de Occidente, Madrid 1972.

www. http:\info para planificación\Ensayo político.mht 03/04/10 13h: 00

www. http: uaq.mx/…/Gu%EDa%20t%E9cnica%20para%20elaborar%20ensayos.pdf  03/04/10 13h: 00.

www.http://e-articles.info/t/i/3035/l/es/ 13h: 00.

http://sincronia.cucsh.udg.mx/gonzalezwinter04.htm, 03/05/10 14h: 00.


[1] http://sincronia.cucsh.udg.mx/gonzalezwinter04.htm, 03/05/10 14h:00

[2] F:\info para planificación\Ensayo político.mht 03/04/10 13h:00