PARADIGMAS

Los paradigmas se desarrollan dentro de la sociedad debido a que existe la incapacidad del ser humano de enfrentar el cambio, de ignorar los datos inesperados, y de liberarse de las limitaciones, es decir acepta las cosas tal cual se presentan sin necesidad de entenderlas.

Los paradigmas según Tomas Kun son considerados como reglas y reglamentos que establecen límites y casi siempre se convierten en guías para el desarrollo y la resolución de problemas sociales. Los paradigmas actúan como filtros, los mismos que seleccionan, eligen y acomodan los datos y reglas que van a la mente de cada individuo.

Los paradigmas pueden ser: a) Comunes; b) Útiles debido a que se enfocan desde nuestra atención; c) Pueden convertirse en la única manera de hacer algo; d) Las personas que apoyan los paradigmas no son necesariamente miembros de la comunidad, por tanto no tienen nada que perder; e) Son adoptados y apoyados por un pionero que demuestra aparentemente confianza y valentía en su propio juicio desafiando las soluciones existentes; f) Pueden ser elegidos y cambiados de acuerdo a las necesidades de cada individuo.

El paradigma tiene un efecto fundamental, este efecto se lo denomina efecto paradigma que no es otra cosa que la negación de ver nuevas oportunidades y la no elaboración de ideas creativas a fin de hacer cambios en nuestras vidas.

Además es necesario mencionar que los paradigmas poseen una regla básica, la regla del retorno a cero, la misma que se da cuando un paradigma cambia todo vuelve a cero, es decir, el ser humano se encuentra cegado por el éxito del paradigma anterior y se niega a aceptar lo nuevo; esta influenciado por percepciones, prejuicios y estereotipos de la sociedad.

Se debe tener en cuenta que la vida y la sociedad esta llena de oportunidades, ideas nuevas y cambios. A medida que el ser humano decide romper las reglas establecidas rompe los paradigmas, los mismo que son un instrumento de poder e influencia de un grupo determinado que lo único que busca es beneficiarse de los otros sin importar el costo a pagar.