El documental visto la clase del día lunes 8 de marzo del 2010, trató sobre los paradigmas, y como estos pueden cambiar nuestra perspectiva frente al mundo si damos paso al desarrollo y la intromisión de nuevas ideas.

Una nueva idea, rompe el Statuo Quo, pues casi siempre los seres humanos tenemos resistencia y por ende descartamos lo nuevo y desconocido, pues tenemos la errada noción de que el futuro es o debe ser una extensión del futuro.

Esto, lo hemos presenciado a lo largo del desarrollo histórico de la humanidad, pues ya desde el inicio de los años 1600, con Galileo Galilei y su teoría heliocéntrica se pudo evidenciar que nuestros paradigmas no son susceptibles de cambio de una forma muy fácil y por el contrario como fue en este caso, pudo llegar a grados terribles de censura y descalificación fanática por al establecido, que simplemente no debía romperse.

Pero ¿Por qué tenemos resistencia a las Nuevas Ideas?

Simplemente porque estas son revolucionarias y con su “intromisión”, son capaces de cambiar al mundo para siempre y romper de una vez los paradigmas establecidos.

Entendemos paradigma, como una regla que consta de dos características principales: la primera es que nos establece límites, y la segunda es que nos explica la existencia y la resolución de determinados problemas.

Cuando un paradigma cambia por otro nuevo se vuelve a cero, y para establecerlo se necesita de muncha confianza y valentía, ya que rompería aquella premisa de que lo que es imposible, podría ser posible mañana.

En todo caso, el dejarnos llevar por los paradigmas establecido limita nuestras capacidades ya que no permite que entren nuevas ideas, ya que en casos puede actuar como cernidero, dejando en la capa de filtro cosas realmente importantes para dirigir nuestras vidas. A esto conocemos como El Efecto Paradigma.