El ensayo en la vida académica ha sido el instrumento para demostrar conocimiento  de términos, categorías y teorías, pero con mucha frecuencia se lo realiza sin reflexionar en su estructura, lo que ha terminado con un sinfín de estilos, muchas  veces no fundamentados. Por esta razón, el ensayo debe analizarse por su importancia y repercusión.

Para todo este proceso necesitamos de conocer ¿qué es un ensayo? “es un tipo de prosa que brevemente analiza, interpreta o evalúa un tema. Se considera un género literario, al igual que la poesía, la ficción y el drama.” [1] El ensayo surge como forma de pensar “sin una retórica precisa; es decir, sin una serie de características formales que lo limiten. En este sentido podemos remontarnos a la Grecia clásica y hablar de la ensayística de Platón en sus Diálogos, o de los ensayos de Séneca en lo que él denominó Epístolas. El término ensayo lo fija Michel Montaigne en 1580 al publicar la primera edición de sus Essais. Dentro del mismo siglo XVI, en 1597, comienzan a publicarse los primeros ensayos de Francis Bacon. Ambos escritores fijan los principios históricos del nuevo género literario.”[2]

Para redactar un ensayo se debe tomar en cuenta el tono formal, por ello deben evitarse el “humor, el sarcasmo, el vocabulario coloquial y las observaciones tangenciales o irrelevantes

Escoger muy bien el  vocabulario según al publico que se dirige tener en cuenta la diferencia del hablar y del escrito. Pero a pesar de esto las características que resaltan en el ensayo y las más fundamentales son: un contenido relevante y bien documentado, un argumento apropiado y bien organizado y el uso correcto e idiomático del lenguaje.”[3]

Con el transcurso de los tiempos ponemos desplegar tres tipos de ensayo: el ensayo literario, el ensayo político y el ensayo académico.

El ensayo literario  es aquel que se puede definir a partir de las “ideas en juego que abarcan diversas disciplinas como la moral, la ciencia, la filosofía, la historia y la política, las cuales crean un misceláneo dinámico y libre.”[4] Este ensayo, por estar ligado a la literatura contempla las reflexiones del autor como recurso válido, es  más el ensayo literario tienen una carga muy significativa de subjetividad.

El ensayo político se centra en exponer temas políticos y todo lo que le confiere dentro de esta categoría, existen ensayos políticos muy reconocidos por refutar posturas o discursos de algunos gobiernos. En Ecuador, el ensayista con mayor relevancia es Juan Montalvo.

El ensayo académico es más bien  manejo de conceptos que se contrastan con conocimientos del autor pero siempre fundamentados en autores. En este en sayo la subjetividad no se debe evidenciar en opiniones, sino por conceptos bien marcados. No se considera ensayo si contiene una hipótesis.

Ya para iniciar la redacción del ensayo se escribe una introducción donde se explica el objetivo del escritor, se expone un acercamiento al tema, de esta manera conocemos de una manera general el tema a exponer. Siempre es importante mantener la organización. “el primer paso de la introducción es limitar el tema y enfocarlo”[5] La introducción debe ser corta pero muy claro de esta manera llamar la atención al lector y presentarle un sentido de lo que vendrá  en el texto.

Completa la introducción viene la parte más larga pues en ella se concentra todos los términos y conceptos que desarrollaran el tema en el ensayo, aquí es  válido y necesario citar autores para sustentar sus ideas. El 75% del ensayo es el desarrollo que sostiene todo el argumento de la redacción.

Y la conclusión es el último párrafo del ensayo aquí se debe “recoger las ideas que se presentaron en la tesis, en la introducción.”[6]

Con la recopilación correcta de información y teniendo en cuenta todos los elementos de un ensayo resulta un buen ejercicio académico el ensayo para desarrollar el pensamiento y el manejo de conceptos fundamentados.


[1] “El ensayo.” Estrategias de comunicación y escritura. Only Study Guide for SPN-211-R. Ed. Yolanda Gamboa et al. Pretoria, South Africa: UNISA P., 1997. 82-88.

[2] http://www.ensayistas.org/curso3030/genero/ensayo/

[3] “El ensayo.” Estrategias de comunicación y escritura. Only Study Guide for SPN-211-R. Ed. Yolanda Gamboa et al. Pretoria, South Africa: UNISA P., 1997. 82-88.

[4] http://www.scrid.com/ensayo

[5] “El ensayo.” Estrategias de comunicación y escritura. Only Study Guide for SPN-211-R. Ed. Yolanda Gamboa et al. Pretoria, South Africa: UNISA P., 1997. 82-88.

[6] “El ensayo.” Estrategias de comunicación y escritura. Only Study Guide for SPN-211-R. Ed. Yolanda Gamboa et al. Pretoria, South Africa: UNISA P., 1997. 82-88.